Una reflexión con “los Novísimos”

Quería compartir con vosotros una reflexión para estos días de Cuaresma, que nos ayude en este peregrinar hacia la Pascua. Para ello voy a tener presente la obra denominada “los Novísimos”.
   
La muerte nos coloca siempre en la encrucijada. Fin de un trayecto e inició de otro que, por desconocido, nos angustia e inquieta. Pero hasta llegar a ese día tenemos mucho recorrido que hacer, y como peregrinos tenemos que andar.

  https://twitter.com/MSJSAvalladolid
Los Novísimos. Museo de San Joaquín y Santa Ana. Una curiosa rareza del museo. Se trata de un escaparate de cera, napolitano, del siglo XVII, que representa la Gloria, el infierno, la muerte y el juicio final 

Nuestro titular, el Cristo Yacente, nos ayuda con su testimonio de vida a saber cómo imitarle. Él, antes de morir en la cruz, tuvo que sufrir pequeñas muertes: nacer de María, es decir, hacerse hombre; nacer en Belén, huir de Herodes, etc. En todo: hacer la voluntad del padre. Y eso supone siempre morir a nosotros mismos, morir a nuestros criterios, a nuestra voluntad, pero siempre buscando un bien mayor. Es dejar espacio, vaciarnos de nuestros condicionamientos para llenarnos de Él. Así nos dirá Jesús “… Lo que hicisteis con uno de esos mis  humildes hermanos conmigo lo hicisteis” (Mt. 25, 31-46). Sembremos a nuestro paso amor, alegría, comprensión, paciencia, aceptación del que es distinto; así podremos llegar al juicio con la confianza de haber hecho lo que el Maestro nos ha enseñado, porque no nos corresponde a nosotros enjuiciar las actuaciones de nuestros hermanos, sino sembrar amor. Ser luz que ilumine el camino de todos aquellos que entren en contacto con nosotros

El infierno será el desviarnos del verdadero camino que conduce a la Vida. Y la Vida, el cielo, lo tomaremos cuando nuestras vidas estén en sintonía con la enseñanza del Maestro.

Cuando contemplemos esta Semana Santa al Cristo Yacente, cuando le acompañemos en las procesiones, meditemos y pensemos en lo que Él fue capaz de padecer por cada uno de nosotros, y preguntémonos por lo que yo estoy haciendo por Él.

Muerte-Juicio-Infierno-Cielo. Cuatro realidades que os invito a reflexionar en esta Semana Santa.

Sor Teresa de Antonio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.