Procesión del Verum Corpus

El Jueves Santo a las 12 de la noche dará comienzo la procesión del Verum Corpus, en la que acompañaremos a nuestra imagen titular hasta la Santa Iglesia Catedral Metropolitana. El recorrido será: Pasión, Plaza Mayor (por la acera de San Francisco), Ferrari, Plaza de Fuente Dorada, Cánovas del Castillo, Cascajares, hasta la Santa Iglesia Catedral Metropolitana, en cuyo interior se realizará una Estación ante el Santísimo Sacramento. Saliendo por la Puerta de Santa María, continuará por Plaza de la Universidad, Arzobispo Gandásegui, Plaza de Portugalete, Catedral, Regalado, Castelar y Plaza del Salvador, donde se realizará un acto de Adoración Eucarística. Continuando por San Felipe Neri, Teresa Gil, Regalado, Constitución, Héroes de Alcántara, Zúñiga y Plaza de Santa Ana, hasta la iglesia del Real Monasterio de San Joaquín y Santa Ana, donde se dará por finalizada la procesión.

Salida procesional histórica

La noche de Jueves Santo en Valladolid ha cambiado. Una noche llena de luz que aún se muestra más iluminada. Esta noche ha salido a la calle el Santo Cristo Yacente de la Cofradía del Santo Entierro, y su cuerpo muerto ha visitado el Santísimo Sacramento de la Santa Iglesia Catedral, Verum Corpus, verdadero Cuerpo de Cristo. 
Dios se hace Eucaristía para nuestra salvación. Y así Dios se hace presente en nuestras calles, en nuestros trabajos, en nuestras diversiones. Un Dios grande que tiende la mano al hombre. Un Dios-hombre convertido en escalera al cielo. El Dios de los pobres, de los enfermos, de los que viven en soledad, que, en su verdadero cuerpo, se ofrece a todo necesitado. 
En esta noche del Jueves Santo, del jueves de la cena del Señor, ha tenido lugar una salida procesional histórica de nuestra Cofradía. Y ha sido así porque, por primera vez desde su fundación en 1930, la Cofradía ha hecho estación de penitencia ante el Santísimo Sacramento de la Catedral de Valladolid. En esta noche, la Cofradía centra su foco en la Eucaristía. El nuestro no ha sido un desfile ni un paseo. Seguramente no seamos ni la cofradía más bonita ni la más santa, pero en esta preciosa noche proclamamos con fe “el misterio del cuerpo glorioso y de la sangre preciosa que el Rey de las naciones, fruto de un vientre generoso, derramó en rescate del mundo”.

Frente a tu imagen yacente, elevamos nuestra oración:

Ante un mundo indiferente a tu presencia,
nuestras voces aclaman lo que el corazón siente:
¡Estás aquí Señor, como alimento y vida!

No permanezcas al margen de nuestra existencia;
te necesitamos como báculo que ofrezca firmeza a nuestro caminar
No permitas, Señor,que otros soles sean más potentes
que los rayos de tu verdad y de tu justicia
Sí, Señor;
¡ESTAS AQUÍ, Y NOS BASTA!
Y manifestamos públicamente que,
nada ni nadie, podrá ofrecernos

la alegría que Tú nos das
Y cantamos, a los cuatro vientos,
habla en medio de nuestras miserias
o nos levanta en instantes de decadencia.
ESTAS PRESENTE EN EL PAN Y EL VINO
Para que, la mesa de nuestra vida,
cuente siempre con el principal sustento:
la fe, la esperanza, la Palabra, el Misterio
¡ESTAS AQUÍ Y TE DAMOS GRACIAS!
Porque te haces ofrenda por el hombre
y compartes preocupaciones y necesidades
Y sales, con tu mano poderosa,
bendiciendo sus inquietudes y anhelos

¡ESTAS AQUÍ, SEÑOR, Y NOS BASTA!
Eres salvación….¡Sálvanos!
Eres amigo……..¡Acompáñanos!
Eres fuerza……..¡Fortalécenos!
Eres vida……….¡Danos vida!
Eres amor………¡Amanos!
Eres Dios……….¡Te adoramos, Señor!
Eres Cristo……..¡Te bendecimos, Señor!
Eres Espíritu……¡Llénanos de Ti!

ERES PAN DE VIDA, SEÑOR
Que nos hace fuertes
cuando nos encontramos débiles
Que nos levanta
si caemos por el camino de la vida
Que nos llena de Ti
cuando el mundo
nos aleja de tu presencia
ERES PAN DE VIDA, SEÑOR
Y manjar que alegra el corazón
Y pan que sacia nuestro hambre
Y sangre
que purifica nuestros pecados
Y carne que perdona nuestras culpas
ERES PAN DE VIDA, SEÑOR
Que ofrece amor y más amor
Que da amistad y alegría
Que olvida las ofensas recibidas
Que promete el Reino de Dios
ERES PAN DE VIDA, SEÑOR
Que nos lleva al encuentro de Dios
Que nos hace gustar
la delicia del cielo
Que nos hace brindar en el amor
Que nos lleva a Ti, Señor
ERES PAN DE VIDA, SEÑOR