Ofrece tu luz a Cristo Yacente

Como sabéis, cuando no podemos salir a la calle el Jueves Santo, realizamos en la iglesia un acto de oración que consiste en ofrecer la luz de nuestro farol al Santo Cristo. Este año, en el que tampoco podemos salir a la calle, os proponemos hacer juntos, desde nuestras casas, la ofrenda al Cristo Yacente.

No tenemos nuestro farol, es verdad, pero la luz sí que la podemos ofrecer, y eso es lo que vamos a hacer. Os invitamos a mandarnos una foto con vuestra ofrenda de luz al Santo Cristo. Para ello, os pedimos que nos mandéis una foto en la que aparezca una vela encendida, vuestra medalla y vuestro nombre. Si queréis, podéis añadir, a modo de altar devocional, algún otro símbolo como una imagen o estampa del Cristo, un capuchón, etc.

Esta ofrenda es un acto de petición a nuestro Cristo Yacente, el Verum Corpus, en el que le pedimos:
•Por nosotros, que asistimos impotentes a estos acontecimientos que nos han cambiado todo.
•Por nuestras familias, porque queremos pedirle al Señor que nos mantenga a todos libres de todo mal.
•Por todo el mundo que está sufriendo por causa de esta terrible pandemia del Coronavirus.
Te adoramos, Señor. Cuida de nosotros, cuida a nuestras familias… ayúdanos a todos. AMÉN.

Procesión del Verum Corpus

El Jueves Santo a las 12 de la noche dará comienzo la procesión del Verum Corpus, en la que acompañaremos a nuestra imagen titular hasta la Santa Iglesia Catedral Metropolitana. El recorrido será: Pasión, Plaza Mayor (por la acera de San Francisco), Ferrari, Plaza de Fuente Dorada, Cánovas del Castillo, Cascajares, hasta la Santa Iglesia Catedral Metropolitana, en cuyo interior se realizará una Estación ante el Santísimo Sacramento. Saliendo por la Puerta de Santa María, continuará por Plaza de la Universidad, Arzobispo Gandásegui, Plaza de Portugalete, Catedral, Regalado, Castelar y Plaza del Salvador, donde se realizará un acto de Adoración Eucarística. Continuando por San Felipe Neri, Teresa Gil, Regalado, Constitución, Héroes de Alcántara, Zúñiga y Plaza de Santa Ana, hasta la iglesia del Real Monasterio de San Joaquín y Santa Ana, donde se dará por finalizada la procesión.