Conservación y restauración del Cristo Yacente

Durante el último año se ha restaurado nuestra imagen titular, tras advertirse ciertas deficiencias en su conservación. Este breve artículo no pretende hacer referencias muy técnicas sobre los procesos de degradación o los tratamientos aplicados en consecuencia, ya que quedarán convenientemente documentados en la memoria final, pero supone una buena oportunidad para resumir algunos detalles. 

La escultura fue restaurada en el ICRBC (actual Instituto del Patrimonio Cultural de España) en 1986, pero la intervención no quedó suficientemente documentada. Ahora se han podido identificar los tratamientos llevados a cabo entonces y estudiar su evolución, siendo especialmente significativo comprender por qué se optó por limpiar la carnación de forma selectiva a punta de bisturí.

Desmontar la peana, para proceder a la limpieza del interior y a la desinsectación de la madera, ha permitido ver y estudiar tanto el embonado (conjunto de piezas de madera que conforma la escultura), como su ahuecado, descubriéndose igualmente una fecha en la parte superior de la peana (1641 Años) que a pesar de no hacer referencia a la hechura del Cristo es un dato interesante del que no había constancia.

El tratamiento se ha centrado especialmente en la fijación del aparejo y la policromía, el estucado de las lagunas y la reintegración cromática de las mismas, todo ello encaminado a devolver al Cristo Yacente la unidad potencial propia de su función devocional.


No ha sido sin duda el proceso más laborioso, pero la limpieza superficial será seguramente el más evidente. Aunque se pensaba que el oscurecimiento de la policromía se podía deber principalmente al envejecimiento del barniz, en realidad era fruto en su mayor parte a la acumulación de suciedad. Para su eliminación, tras realizar las oportunas mediciones de pH y conductividad, se ha llevado a cabo una limpieza acuosa tamponada que ha permitido recuperar de forma respetuosa el cromatismo resultante de la restauración de 1986 y sus matices.

Otras actuaciones han sido: la elaboración de una carcasa de fibra de carbono que proteja la tela original de la almohada baja; o que la imagen contará permanentemente con un dispositivo que tome datos de la humedad relativa del aire y de la temperatura desde una zona significativa pero no visible para el espectador.

El problema de la suciedad superficial, junto con la excesiva exposición de la escultura hacia los visitantes del museo, aconseja que tras la restauración la obra se conserve en una vitrina. El proyecto Coremans del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, dedicado a la escultura policromada en 2017, contempla que el empleo de vitrinas acondicionadas y la revisión periódica ayudarán a conservar mejor este tipo de piezas, al hacer de barrera frente a los factores de alteración ambientales y antrópicos. Sin embargo, como es lógico las actuaciones preventivas deberán complementarse igualmente en su faceta devocional y procesional.

La restauración, que ha sido donada por la familia Álvarez-Doyague, ha contado con la pertinente autorización de la Delegación Territorial de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León. Velar por la conservación del patrimonio de la cofradía, tanto del propio como del prestado, es una labor esencial de la que todos debemos tomar conciencia y estar orgullosos, máxime cuando hemos sido pioneros de la conservación preventiva en el ámbito de la Semana Santa.

Dr. Andrés Álvarez Vicente
Historiador del Arte y Conservador-Restaurador de Bienes Culturales


Carta del Presidente

Queridos Cofrades, queridos amigos:

Una vez más tengo la oportunidad de dirigirme a vosotros como presidente de nuestra querida Cofradía del Santo Entierro. Asumo esta última legislatura con ilusión y responsabilidad.

Durante estos últimos 8 años hemos trabajado buscando, por un lado, la continuidad del buen trabajo realizado por nuestros predecesores, y por otro uniendo nuestras inquietudes y proyectos al presente y futuro de la Cofradía. La búsqueda de sentido a todos nuestros cultos y salidas procesionales ha dado su fruto con la consolidación de momentos específicos, tales como el rezo de la última estación del Via Crucis del Viernes de Dolores en la Plaza de Santa Ana y ese “iluminar a Cristo con nuestra luz”, el acto eucarístico en la Plaza del Salvador de la Procesión del Verum Corpus, el Epitaphion tras la Procesión de la Sagrada Pasión del Redentor y todo el conjunto de la Procesión del Santo Entierro en la tarde del Sábado Santo, siempre todos ellos bajo la supervisión y aprobación de nuestras autoridades eclesiásticas.

Para estos próximos cuatro años pretendemos afianzar ciertos aspectos que, si bien no estaban en el olvido, sí que habían pasado durante estos años a un estado latente de programación y estudio.

Uno de ellos es cuidar nuestra cantera, los pequeños cofrades. Desde la Comisión de Infancia se esfuerzan en consolidar actividades, para que los cofrades pertenecientes a esta sección tengan su papel en la Cofradía. Desde el encuentro navideño hasta la jornada matinal en la mañana del Jueves Santo, se trata de dar a conocer a los más pequeños otros aspectos del mundo de la Semana Santa, haciendo especial hincapié en su preparación catequética como cofrades.

A este efecto la creación del banco de hábitos para su alquiler fomenta la participación activa dentro de nuestras procesiones. La implantación de cuotas familiares sin duda ayudará a potenciar nuestra cantera. Pero su permanencia en la Cofradía es cosa de todos.

Otro de los factores a tener en cuenta, y que merece su atención aparte, es la obra social de la cofradía. Es evidente que nuestro potencial no es equiparable al de grandes asociaciones, pero si podemos aspirar a dar pequeños pasos dentro del camino de la solidaridad. Y esa será la forma de enganchar a ese cofrade que ya no es un niño y que le pide algo más a su Cofradía. Esta directiva está en pleno proceso de estudio para poder ofrecer a ese cofrade infantil-juvenil una actividad que le haga vivir la cofradía bajo el espíritu de caridad sobre el que se constituyeron las primeras hermandades, recuperando esa idea de obra social más allá de una aportación económica anual. Las posibilidades son muchas. Hemos de encontrar la actividad que responda más a nuestra realidad logística.

Y no podemos olvidarnos de la Madre, nuestra Virgen del Capítulo, que como bien nos dice Guillermo Camino, también es la Yacente de la Pasión de Jesús. Esa imagen dolorosa que acompaña a Cristo Yacente en el interior de su templo, apostada en un altar lateral, vigilando nuestro libro de difuntos, merece tener su papel fuera de él, fomentado su devoción y aumentando su culto tanto dentro de la Cofradía como fuera de ella. Tras la muerte de Cristo es ella la que espera, junto con todos nosotros, a la resurrección prometida de su hijo, y ese papel empieza en la noche del viernes santo, tras la colocación del sudario sobre su hijo. Es ella la que aguarda el Sábado Santo bajo el manto negro de su dolor, con el rostro enjugado en las transparentes gotas de la de la incomprensión…a veces, pero de la esperanza constante…siempre.

Que sea Ella nuestro motor en el día a día, y su ejemplo de fortaleza y fidelidad el pilar de nuestra fe.

Jesús González Expósito, Presidente

Varios avisos

Procesión de las Palmas

A la procesión de las Palmas del Domingo de Ramos podrán asistir cofrades infantiles (menores de 14 años) y según acuerdo del Cabildo del 7 de mayo de 2017 aquellos cofrades adultos que quieran acompañar a un cofrade infantil que por su edad no pueda valerse por sí mismo. La participación de estos cofrades estará limitada a un cofrade adulto por cofrade infantil y su función será de asistencia al mismo. En el supuesto de que el cofrade infantil abandone la procesión el adulto deberá permanecer en el recorrido oficial hasta su finalización, salvo causa de fuerza mayor. Su participación estará sujeta al respeto y seriedad que requiere el desarrollo de cualquier procesión.
Preparativos de la carroza

Preparativos de la carroza

Un año más os recordamos que la Comisaría del Santo Cristo Yacente nos invita a participar de nuevo en los preparativos de nuestra carroza durante la mañana del Jueves Santo, 18 de abril, en la Academia de Caballería. Para poder participar en esta actividad nos reuniremos en la sede a las 11,00 h.

Desayuno cofrade

También este año, celebraremos el desayuno cofrade en la mañana del Domingo de Resurrección. Será un rato de convivencia, de compartir, de charlar, de comentar el devenir de la Semana Santa que toca a su fin, y, sobre todo, momento de desearnos todos una Feliz Pascua de Resurrección. Tras terminar el desayuno, entre todos recogeremos toda la ornamentación que engalana el templo desde el comienzo de la Cuaresma. Será el domingo 21 de abril a las 10,00 h.